Article
2 comments

El PESO de las palabras

Todos nosotros tenemos nuestra personal forma de comunicación, nuestro lenguaje, nuestro vocabulario, nuestras expresiones y particulares frases hechas.

 

minions diferentes estados

Nos encontramos cómodos en nuestra característica burbuja de expresión, que nos define.

Además, solemos tener la costumbre de opinar abiertamente y sacar rápidas conclusiones sobre cómo es una persona por cómo habla; si es optimista, si es alarmista, abierta o en cambio, introvertida, agorera o pesimista, por sus expresiones.

Esto es, en definitiva, el PESO DE LAS PALABRAS.

corazon de eminions

Las palabras no sólo tienen un significado, sino que en un cierto contexto y en función de la persona, le dan una entidad, un sentido global, que ayuda a dar carga emocional a lo que contamos o transmitimos.

Minions feliz

El estudio de estos procesos es la “Programación Neurolingüistica“. Un modelo que explica cómo funciona la mente según lo que percibimos y cómo procesamos esa información, y la expresamos.

Entre sus preceptos está la representación que se hace del mundo a través del lenguaje. No existe una realidad, única e incuestionable, sino que construimos nuestra realidad en base a nuestras percepciones y el lenguaje que empleamos al interpretarla.

con cielo

En nuestras relaciones interpersonales y, por supuesto, en la comunicación que desarrollamos en el entorno laboral, el tipo de lenguaje y la comunicación no verbal que lo acompaña, juega un papel fundamental.

2 de risa

Cuando hablamos de las Competencias Sociales de un sujeto, no sólo hacemos alusión a los conceptos más clásicos de Empatía, Asertividad, o Autocontrol, sino también a las Habilidades de Comunicación.

Dentro de esta última, la comunicación, el aspecto no verbal de la misma es más importante aún que la palabra dicha: el tono, la intensidad, los gestos, la pertinencia entre una y otra… La coherencia, en conclusión, entre lo que se dice y cómo se dice, es básico para una óptima destreza social.

minions-despicable-me-2

Con el lenguaje construimos nuestra exclusiva realidad, y si trabajamos con él, desde nuestro interior (nuestra psique) también podemos cambiar la percepción que tenemos sobre nuestra existencia.

Utilizar ciertas palabras genera emociones, y éstas, marcan una ACTITUD.

sonrie

Por eso es tan importante hablar en positivo, ser optimista en nuestras manifestaciones, mostrarnos alegres y estar animados; porque de esa exteriorización nace un sentimiento que afecta a nuestra conducta, a nuestro talante a la hora de emprender nuestros pequeños retos diarios.

Si en un entorno laboral, el lenguaje que se emplea o la manera de transmitirlo es de apatía, aburrimiento, desagrado o indiferencia; la actitud que se nos contagiará vendrá cargada de esas emociones.

Evil-Minion-and-Purple-Animal-Despicable-Me-21

Si al hablar teñimos nuestro léxico con desaliento o desánimo, y le dotamos de una intensidad equivocada; nos estamos contaminando de un espíritu insano y nocivo.

Trabajar nuestro vocabulario y cómo lo expresamos es un aspecto esencial en la adaptación a nuestro entorno; ya sea en las relaciones personales o en el contexto laboral.

Para transmitir un Pensamiento empleamos palabras que (en función de su intensidad, tono o coherencia) generan emociones. Éstas a su vez nos hacen sensibles, vulnerables o fuertes y serenos.

ojos

Recordad:

Los pensamientos generan emociones; y tenemos la responsabilidad de expresarnos para crear una realidad (nuestra) positiva y saludable… ¿lo intentamos?

leyendo

Hoy, “El espejo que me devuelve a lo que soy”…

Mirrors de Justin Timberlake:

 

2 Comments

  1. Claro, como las actitudes: si en nuestras vidas intentamos siempre hacer el bien, el mundo conspira para regalarte cosas igual o más buenas.
    No sé si el metodo científico aprobaría esta teoría, pero es una realidad muy fácil de comprobar. Ojalá lo pongamos en práctica más a menudo.

    Reply

Deja un comentario