Article
5 comments

HABLAR SIN HABLAR

¿Cuántas veces hemos experimentado que se puede decir algo con palabras y al mismo tiempo expresar lo contrario con la cara, los gestos, el tono?

fragel 1

Desde la más tierna infancia, la comunicación no verbal forma parte intrínseca de nuestra forma de interactuar.

Sabemos que ciertos mensajes dichos de determinada manera, pierden su eficacia. Si digo cuánto me gusta algo, pero al mismo tiempo pongo cara de asco ¿con qué te quedas?

Sabemos que no hay concordancia entre los 2 mensajes recibidos, pero, generalmente nos quedamos y damos mayor valor al mensaje no verbal, que a aquél que sale de nuestra boca.

la_rana_rene_filosofando

Y tanto post, tanto tiempo y dedicación para hablar de las Habilidades Sociales, y la comunicación no verbal (tan esencial), ha brillado por su ausencia, ha pasado desapercibida (hasta ahora 😉 )

La comunicación no verbal es aquélla que no se expresa con el mensaje textual,verbal, pero que se transmite con el gesto, el tono, el movimiento asociado, entre otros.

Así, hablamos de factores Paralingüísticos cuando nos referimos a aspectos directamente asociados con la transmisión del mensaje: el tono que empleamos, el volumen, los silencios…

Otro factor es el relacionado con el comportamiento al hablar: como los movimientos de nuestro cuerpo, la mirada, o la profusión de gestos (llamado Kinesia); y el manejo de nuestro espacio interpersonal (llamado Proxémica).

Espero no haberos asustado demasiado, porque ya he finalizado mi disertación más teórica 😉

Cualquier mensaje “no dicho”: gesto, tono, postura, mirada, expresión facial o corporal nos transmite muchas, muchísimas cosas.

Desde el control de nuestro espacio interpersonal; hasta nuestra actitud introvertida, los colores que nos ponemos… todo tiene significados.

TODO.

Todos nosotros hemos interiorizado un espacio personal en el que nos movemos a gusto y en el que nos relacionamos. Este espacio (a modo de “burbuja”) no es fijo ni estático, sino que –a modo de muelle- varía en función de la relación que mantenemos con la persona con quien interactuamos.

WallPaper_Colores-Burbuja_Reflejando

Así, no es lo mismo nuestro espacio interpersonal con nuestros hijos (obviamente una burbuja muy chiquitita, cargada de besos y abrazos) que el espacio que nos separa de una persona en la calle.

Mantenemos con los primeros una distancia casi inexistente, y conservamos un amplio espacio con aquellas personas, por ejemplo, con las que no tenemos ningún lazo emocional.

En esta comunicación no verbal, la mirada cobra una importancia esencial. Con una sola mirada podemos “decir” infinidad de cosas: hay miradas de comprensión, miradas de complicidad, llenas de amor y ternura, miradas de “ya te lo dije”, miradas de reproche, incluso miradas de ensueño.

mirada-infinita-807824

Todos sabemos interpretar cada una de ellas; y somos capaces de responder verbalmente a una sola mirada.

La comunicación no verbal, mejor dicho, la interpretación de ésta es una habilidad social fundamental.

Aquéllas personas con una esmerada habilidad para interpretar este tipo de comunicación, son más eficaces comunicativamente hablando: captan las segundas intenciones, los mensajes subliminales, las verdaderas intenciones y los mensajes subyacentes de lo dicho textualmente. Esta habilidad social, mejora y enriquece las relaciones interpersonales.

the-muppets

Un buen orador, una persona que elabora un buen discurso, atiende a muchos más factores que al propio mensaje y vocabulario empleados. La oratoria alberga más secretos que la propia estructura del mensaje, va muchísimo más allá.

Y entre estos otros factores se hallan la entonación, los silencios, la forma en que se habla, los gestos faciales, las miradas, la expresión con las manos, la actitud corporal, etc.

Y en nuestro reto de ahondar en la Inteligencia Emocional, dominar nuestra comunicación no verbal (o buscar su congruencia, al menos) es un elemento clave.

Nuestra actitud cuando escuchamos atentamente es también comunicación no verbal; al igual que la expresión de nuestra cara, el movimiento de nuestro cuerpo, la mirada hacia nuestro interlocutor, la postura que adoptamos, el manejo de nuestro espacio interpersonal, etc. Todo esto conforma en gran medida cómo y lo que somos.

La coherencia entre nuestro mensaje  (lo que decimos) y nuestro comportamientos no verbal (cómo lo decimos) debe ser total.

La pertinencia, la congruencia determinarán nuestra credibilidad. Si ambos tipos de comunicación difieren, el mensaje dicho pasa a un segundo plano, siendo prevalente la comunicación no verbal.

Por ejemplo, el sarcasmo está precisamente apoyado en esta “incoherencia”.

En la actualidad estamos invadidos por todo tipo de mensaje político donde la comunicación no verbal, además de la falta de ejemplo, da directamente en el centro de la diana del despropósito.

Hablan sin transmitir, dicen sin generar emociones… probablemente muchos de los que disertan acerca de la justicia y la ética, son ejemplo de lo contrario.

Este post reivindica también la fidelidad en la palabra dada.

Qué menos que esperar que lo que se diga, se demuestre o se apoye al menos en la intención del “hablante”.

Muchos políticos adolecen de habilidades básicas de comunicación como las aquí descritas… qué triste 🙁

Quizás si uno cree en lo que dice, ayudaría a ser transmitido con sinceridad: gestos, miradas, entonación y movimientos acordes con lo que se anuncia.

IMG_20140803_055537

No debemos olvidar que cada uno de nosotros SOMOS un universo de oportunidades, de interacciones, de relaciones, pensamientos y emociones.

Transmitir cómo somos de la manera más fiel, más sincera hará de nosotros mejores personas, y “buena gente” a la que poder escuchar, sin dudas, sospechas ni sombras de ningún tipo.

Somos seres sociales, sociables, comunicadores de buen rollo y energía positiva.

Trabaja tu comunicación no verbal, sé coherente:

¡sé tú!

 

Hoy, amenizando este POST, Sam Smith, con “Stay with me“.

Disfrutad de su música…

 

 

 

 

5 Comments

  1. Hola amiga! Dos curiosidades. Hoy me he enfrentado a una reunión de trabajo en mi nueva andadura laboral, que la verdad, no me angustiaba mucho encuentearla. Unas horas después de esa reunión, paro a descansar y relajarme un poco y busco el último post de Sandra Villapalos. ¿ Qué habrá publicado nuevo? Me pregunto, mientras me dirijo a tu web deseosa de encontrar nueva información. ¡Curiosamente hablas de la comunicación no verbal!! Y curiosamente lo publicaste ayer. Magnetismos de esta vida.
    No sé los frutos de esa reunión, aun tendrån que madurar. El feedback ha sido positivo y ha emanado una relación distendida y cordial entre los asistentes. Me preguntaba, al salir de allí, las claves fundamentales que la han reconducido y definido. Ser yo misma, transmitir sinceridad y mostrar mis debilidades igual que mis fortalezas. Al fin y al cabo ellos habrán captado en mi mirada la misma información que he captado yo en las suyas. Es inútil disimular un pensamiento que delatará tu cerebro a través de las emociones antes de que seas consciente y lo puedas imaginar.
    En esa línea es dónde mejor me encuentro y donde necesito vivir en todos los roles de mi vida. Dónde mejor fluyen mis emociones y más cómoda me siento.¡ Sí!! Qué razón tienes… Coherencia, sinceridad para con nosotros mismos son las claves de una comunicación bidireccional, sin barreras y fructífera.
    En términos evolutivos la comunicación no verbal llegó a nuestras vidas antes que la verbal, lo que significa que deberíamos interpretarla mejor que a nuestras palabras.
    De todo lo que se ha hablado en esa reunión me quedo con la información NO VERBAL que me han transmitido. Espero no equivocarme.
    Gracias una vez más Sandra!

    Reply

    • Esa “conexión” es precisamente la que hace que seamos amigas… está claro 😉
      Sin ninguna duda, existe una sensibilidad, un sexto sentido, fruto de la interpretación de “ese momento” que nos facilita una mayor y más fidedigna información de las experiencias que vivimos.
      Claramente lo has podido vivir hoy en primerísima persona; lo has reflexionado y meditado.
      Es seguro que tus interlocutores habrán sacado la misma conclusión… Eso (bien) llamado “feeling”, esa relación “cómoda” que se establece entre personas que se muestran en su comunicación no verbal, abiertas, sinceras y fluidas, es lo que nos llevamos de una nueva relación.
      Pero sobre todo, mostrarte como eres, tan entregada, tan profesional es dejar una huella indeleble en tus (¡apuesto!) FUTUROS CLIENTES.
      Suerte (que no necesitas 😉 ) y tiempo para que se posen esas emociones surgidas al amparo de esa nueva andadura profesional.

      Reply

  2. Reafirmo cada renglón de lo que dices, Sandra!! Si las personas supieran el peso comunicativo que tiene la comunicación no verbal (70 frente a 30) a la verbal!!!) cuidarían más el cómo se dice!!! Como siempre muy bueno el POST!!! Gracias por compartir!!!

    Reply

    • Mi PSICÓLOGA favorita 😉
      Todo el mundo sospecha de la importancia de la comunicación no verbal, pero aún a muchísima gente que se olvida y carece de toda sensibilidad al expresarse.
      Tan importante sería educar en ésto desde pequeños…
      ¡Gracias a ti por seguirme, por comentarlo y por compartir!

      Reply

  3. Pingback: ENTRENAR LA ASERTIVIDAD: un capítulo más de mi vida - Sandra Villapalos . com

Deja un comentario