Article
0 comment

MALDITA VIOLENCIA MACHISTA

Me faltan palabras y al tiempo me sobran adjetivos para opinar sobre la violencia machista que últimamente asola a las mujeres.

mujer morena de espalda

Un caso muy cercano ha despertado en mí una angustia, una rebeldía que hacía tiempo no sentía.

No paro de preguntarme (como tantos de nosotros) ¿por qué? ¿por qué a ella? ¿por qué así?

Nadie se merece un final así, tan abrupto, tan de golpe, tan sin sentido; que no permite despedidas ni pequeños consuelos…

mujer de espalda con coleta

Nadie se busca una muerte violenta, ninguna mujer -por el hecho de ser mujer- la merece.

¿Encontrarán alguna vez el desencadenante de comportamientos tan viles y mezquinos como esos?

Parejas en un tiempo felices, con planes de futuro, que desearon tener hijos con quien compartir una vida, que buscaban una vejez compartida… terminan separando sus caminos, porque sus intereses, sus discrepancias, sus anhelos y desencuentros así lo deciden.

pareja de espalda

Y ahí está el problema: ¿quién tiene el derecho a segar la vida de alguien por no querer compartir unas ideas o unos planes de futuro?

¿Cómo podemos aceptar que una persona pertenece a otra, sin libertad ni posibilidad de ser como desee?

grupito

¿De verdad alguno de los que leemos ésto, no estamos pensando lo orgullosos que nos sentimos por ser como somos? Pues así nos deben querer… como somos. Sin adornos. Sin imitaciones. Sin restricciones. Sin obligaciones.

No somos perfectos (menos mal) y la persona que nos quiera tendrá que demostrar que nos quiere tal cual, con virtudes (muchas) y defectos (más 😉

mujer-de-espaldas-en el mar

Uno de los aspectos que olvidamos con facilidad cuando compartimos nuestra vida con alguien, es que no solo nos debemos a una convivencia cómoda y sin sobresaltos. Lo verdaderamente importante es NO perder nuestra LIBERTAD. Libertad de pensamiento, libertad de acción… todo bajo el compromiso del respeto y la confianza.

Y nuestra libertad vale tanto como la de nuestra pareja. La suma de dos libertades hace un mundo entero.

manos entrelazadas

Cuando un asesino cercena la vida de una mujer, pretende acabar con su libertad, cuando en el fondo se trata de FRUSTRADOS SIN VERGÜENZAS que no encuentran sentido a su existencia si no es arrancando la vida a alguien, desahogando su poca hombría de la peor forma… para mayor desconsuelo, matando a la persona que una vez supuso algo importante, con la que se fue un tiempo feliz.

quitar libertad

Nadie entendemos cómo un “ser” así puede albergar sentimientos positivos o ser capaz de volver a llevar una “vida normal”. Un asesino puede serlo por muchos motivos; la delincuencia está plagada de ajustes de cuentas por múltiples causas; pero “la maté porque era mía” es la peor lacra social.

No soy de nadie.

Soy mía.

Y conmigo, hago lo que quiero.

Si estoy con alguien, es porque lo elijo yo.

Si tú te haces querer, estaremos siempre juntos.

La vida es vive y deja vivir. La libertad para vivir lo es todo.

mujer de espalda frente al mar

Eduquemos a nuestros hijos en la libertad de elección, en el respeto a las decisiones contrarias. Enseñemos a nuestros hijos que la vida son muchos, muchos, muchos buenos momentos, y algunos malos, pero que se superan. También los desengaños amorosos.

Nadie es culpable si nos abandonan.

Nadie es “el malo” por tomar un camino diferente.

Nunca debemos “hacer pagar” a nadie por aquello en lo que discrepemos. Lo importante es recobrarse y seguir. Siempre optimistas.

rosas

Lo mejor SIEMPRE está por venir.

…Recordando una adolescencia entre enamoramientos felices y desengaños…

Duncan Dhu “Jardín de Rosas”

 

Deja un comentario