Article
19 comments

RELATIVIZAR: una asignatura pendiente

Ponéos cómodos, relajáos… intentaré arrancaros esa sonrisa que parece asomar en vuestros labios…

Dadle al PLAY, y hagamos juntos el ejercicio de HOY:

¿RELATIVIZAMOS?

 

Hace unos días una amiga me contaba que su hijo se había roto la clavícula jugando. La mamá (mi amiga) se mostraba preocupada, lógico, desesperada por una racha de baches que siente que no acaba…

“¡¡¡Decidle al tuerto que deje de mirarme!!!” nos suplica, a pesar de todo, con una tenue y leve sonrisa.

En mi actividad diaria, me encuentro con gente cuyas circunstancias (en más ocasiones de las debería) son de extrema necesidad, que requieren, no solo un apoyo formativo o conocimientos básicos sobre el mercado laboral y sus posibilidades de acceso, sino también un apoyo psicológico que les ayude a reducir su estado de estrés, su depresión (en ocasiones) fruto de la desesperación, y poder recuperar su ilusión y entusiasmo por vivir.

IMG_20150130_212943

Cuando mi labor se enfoca en lo puramente psicológico, lo primero que les transmito es que para abordar una tarea, primero debemos controlar nuestra ansiedad, nuestro ánimo, y manejar nuestra actitud, convirtiendo el miedo en esperanza.

15982488284_a07cc7b6b1_b

Les cuento que nuestra sensación de bienestar, de felicidad temporal, depende del valor que damos a todo lo que nos ocurre.

Hay un maravilloso libro que se llama la “Inutilidad del Sufrimiento” de Mª Jesús Álava Reyes (os lo recomiendo encarecidamente) que versa precisamente sobre este tema.

Claro que habrá momentos o situaciones que nos causen sufrimiento o preocupaciones, pero lo que de verdad nos puede HUNDIR es nuestra forma de enfrentarnos a esas situaciones.

De hecho, la RESILIENCIA (nuestra capacidad para afrontar los episodios más duros de nuestra vida: http://www.sandravillapalos.com/reilusionarse-es-resiliencia/) se entrena y se trabaja para ponerla en práctica.

la-lego-pelicula-1

Así, lo que de verdad nos puede afectar en nuestro día a día es la sensación de sufrir por todo, independientemente, de si lo estamos viviendo o no. Me explico, sufrimos por adelantado por si nos pasa aquello que nos preocupa:

  • ¿y si enfermamos?
  • ¿y si perdemos el trabajo?
  • ¿y si no conseguimos acceder al mercado laboral?
  • ¿y si algún ser querido enferma?
  • o ¿y si fallece alguien querido tras algún traspiés de salud?…

Todos estos pensamientos negativos  – e irracionales- generan emociones negativas, que hacen sembrar, con el tiempo, el pesimismo, la ansiedad y la depresión; todo, muy difícil de desarraigar.

Y así llegamos a la TERRIBILITIS: todo es horrible… aunque no nos haya pasado.

Y volviendo a lo que vivo en mi día a día; lo que conviene trabajar con los usuarios que atiendo es nuestra potencial capacidad para relativizar las cosas.

15977767174_ee5e9d26c3_b

Tan importante como el trabajo, es la salud, es disfrutar con los amigos y la gente de nuestro entorno, es divertirse con un paseo por la montaña, pasar un rato de charla con una amiga…

ESENCIAL ES: Nuestra actitud, nuestro comportamiento frente a lo que nos ocurre, nuestra capacidad para no angustiarnos por los “y si” (que no han pasado) y nuestra habilidad para relativizar.

Si somos capaces de mirar el Universo desde lejos, de abstraernos y observar con “objetividad” la REALIDAD de nuestro mundo, quizá nos demos cuenta que nuestros problemas son casi insignificantes frente a otros dramas sociales, frente a otros problemas que afectan al Planeta.

cold_universe.psd

Éste es uno de los consejos que se aplican para RELATIVIZAR. Vivimos en un mundo, desgraciadamente, donde hay niños que fallecen deshidratados y desnutridos, permanentemente expuestos a atroces enfermedades; donde hay personas encarceladas por sus inclinaciones sexuales o por su diferente forma de pensar; o que viven en países en permanente conflicto.

OJO, no pretendo frivolizar con nuestras situaciones, ni tampoco que hagamos “apología de la despreocupación“. Tampoco pretendo que ignoremos circunstancias que “en el aquí y el ahora” justifican nuestra preocupación, ni que infravaloremos -de golpe- lo que pase a nuestro alrededor.

1383301476113

El ejercicio que os propongo es, sencillamente (y lo más difícil al mismo tiempo 😉 ) aprender a RELATIVIZAR; saber que:

  • tenemos derecho a estar preocupados por nuestro futuro, pero debemos saber que con una actitud positiva tenemos más posibilidades de superar la adversidad.
  • tenemos derecho a aspirar a mejores cosas, pero esto no nos debe paralizar ni bloquear, sino que debe ser un acicate, un aliciente para seguir creciendo y evolucionando.
  • tenemos derecho a preocuparnos por el bienestar de nuestros hijos, de nuestra familia, pero no debe ser excusa o motivo para frenar nuestra vida; sino todo lo contrario.

Nuestra capacidad de adaptación no deriva de la sobreprotección, sino de aprender a volar; De probar y equivocarnos; De intentar y errar, y volver a intentar…

1401311574735

Al igual que nosotros hemos vivido y nos hemos adaptado a la realidad que nos ha tocado vivir; nuestros hijos y familiares también se adaptan a la vida que les toca vivir ahora.

La adaptación es lo que ha marcado la evolución de la especie… Mirar el presente con perspectiva, nos da un punto de vista que no debemos desechar.

Necesitamos, en todo, en nuestra vida, pensamientos y acciones orientados a RELATIVIZAR; es decir, “nada es blanco ni negro” o “en el punto medio está la virtud”.

preocupacion

Consejos prácticos para aprender a RELATIVIZAR:
  • Dar el valor exacto a lo que vivimos; poner en valor nuestra realidad.

Ni todo es tan malo, ni tan perfecto. Cuando, como en el caso de mi amiga, toda nuestra preocupación está enfocada en un solo motivo, no vemos nada más allá. Relativizar, en su caso, es pensar que ciertas circunstancias son normales en los niños, que no es nada grave y que su hijo no ha perdido la sonrisa ni un solo momento (¡GRANDE DANI C.!).

  • Poner los problemas en perspectiva; coger distancia y ampliar a una visión global.

Ver los problemas desde lejos, como si no fueran nuestros, vistos desde la lejanía, en ocasiones produce que entendamos que aquello que nos parece tan grave, no lo sea tanto; que aquello que estamos viviendo con angustia, se pueda superar cambiando el punto de vista, cambiando el foco de preocupación.

  • Actuar; buscar la solución a nuestros problemas sin miedo.

Cuando, incluso con tratamientos psicológicos, una persona actúa para afrontar sus “problemas”, el movimiento que realiza es directamente proporcional a su capacidad para recuperarse, al éxito en los retos que se marca.

En estos casos no debemos temer nunca (sino buscar) cualquier ayuda que pueda servirnos para ahuyentar nuestros particulares fantasmas.

Medicarnos, si se necesita; ir a terapia, para que nos instruyan en nuestra recuperación; buscar ayuda en otras palabras, en otras acciones, en otras personas…

coyote-correcaminos pide ayuda

Todo ayuda; y ser humilde para aceptar nuestra situación, sea la que sea, nos ayuda SIEMPRE.

No olvidéis: LA ACCIÓN LLEVA NUESTRA INTENCIÓN AL ÉXITO. Esto es actitud por mejorar, recuperarnos y avanzar.

  • Para relativizar también podemos pensar que no somos los únicos que sufrimos o tenemos ciertos problemas.

Superar ciertas adversidades nos hace fuertes, poderosos y conscientes de nuestra gran capacidad de superación. Cuando alcanzamos ciertos retos, atenuamos nuestras preocupaciones y dotamos a nuestros pensamientos de un halo positivo, fruto de nuestro esfuerzo.

  • Y por último, algo que leí hace tiempo, y que no debemos dejar atrás, es nuestro SENTIDO DEL HUMOR.

La risa, la sonrisa, cualquier excusa para desprendernos del estrés, de la angustia, de nuestras preocupaciones; los chistes, las películas de humor, las anécdotas simpáticas de nuestros amigos… hacen un cóctel explosivo de “QUITAPENAS” esencial para RELATIVIZAR la vida.

DSC_0418

Recordemos que TODO lo podemos superar con ACTITUD POSITIVA, que no tenemos lo que nos buscamos; pero sí tendremos aquello por lo que nos preocupamos, si lo hacemos en exceso. No lo olvidéis.

Amiga, mira bien a tu alrededor, porque el tuerto ha dejado de mirarte, en cuanto has dejado de prestarle atención    🙂

 

19 Comments

  1. No puedo encontrar mejor lectura para antes de dormir que tu post, de nuevo enhorabuena y tu mensaje es algo que descubrí hace tiempo que es el secreto de esta vida…

    Reply

    • Gracias Gema…
      Empleando las palabras que en tantas ocasiones te he leído (vía twitter sobre todo): tus comentarios son un BÁLSAMO PARA MI, son abrumadores y motivantes al máximo.
      Espero no perderte nunca como seguidora…
      ¡Mil besos y millones de agradecimientos por tus, SIEMPRE, sentidas reflexiones!

      Reply

    • ¡Mil gracias, Mariló!
      Es verdad que ahora toca APRENDER, ENTRENARLO y sobre todo ¡REÍR!
      Un beso y más veces gracias…

      Reply

  2. Mil gracias por esto¡ te quiero un montón y lo sabes ¡ gracias q te tengo a ti para q de vez en cuando me indiques donde tengo q mirar ! Bss Carmen

    Reply

    • Qué decirte si tú has inspirado este post…
      Tu hijo y tú habéis sido el pilar para construir tanto argumento de peso y tanto consejo.
      Ahora queda lo difícil: ponerlo en práctica!
      Mil besos

      Reply

  3. Otra genialidad Sandra!! Fantástica en tus apreciaciones, consejos y comentarios!!!

    Reply

    • Gracias Gema… Tus palabras son apreciadas y valoradas al máximo. Tú me sugeriste un post de este tipo, y aunque echas en falta algunas fotos (eso queda entre tú y yo 😉 ) espero que intentes seguir alguno de mis consejos.
      Eres una campeona, porque en pleno proceso de “dejar de fumar” todavía sigues arrancándonos carcajadas a base de exprimir tu “sufrimiento”…
      A este SENTIDO DEL HUMOR me refería…
      Lo tuyo es RELATIVIZAR 🙂
      Te quiero, guapa

      Reply

  4. Despues de haberte leido ya he dejado atras la mala noche pasada en urgencias para un pequeño problema que he tenido. Gracias Sandra

    Reply

    • Gracias, Mónica… Con que haya podido hacerte un poco más llevadero el día, me doy por satisfecha.
      Cuídate, y espero que mis palabras te hayan ayudado a RELATIVIZAR un poco las preocupaciones; aunque es verdad que cuando se habla de “salud”, es más difícil conseguirlo.
      Un besazo y ¡RECUPÉRATE!

      Reply

    • Lo mismo tú eres muy poco imparcial… aunque me hace felicísima que te “encante”.
      Lo importante de los CONSEJOS es hacer el esfuerzo de seguirlos 😉
      ¡Yo también TE QUIERO!

      Reply

  5. Un gran post Sandra. Me encanta porque con ellos nos haces acordarnos, cd nos olvidamos…..,lo realmente importante y,porque nunca sabemos q nos va a deparar la vida, la actitud es importante para recibir todo lo q nos vaya sucediendo (lo malo y lo bueno). Gracias por ser, de vez en cuando, nuestro Pepino Grillo

    Reply

    • Mil gracias, Almudena… Muchas veces estos POST son recordatorios (personales también 😉 ) de qué debemos hacer para no vernos “hundidos” por ciertos baches, por preocupaciones sin fundamento o por la ansiedad provocada por cosas que nos ocurren cada día.
      Y como bien dices, hay que agradecer todo lo bueno que tenemos, lo realmente importante.
      Un besazo!

      Reply

  6. Cuanta sabiduría en estas palabras!!!!!
    Gracias por iniciar este post Sandra que nos ayuda tanto, a comprender ciertas situaciones
    Un beso

    Reply

    • Realmente las palabras tiene el valor que las queramos o NECESITEMOS dar 🙂
      De ahí que mis palabras calen en aquéllas personas que necesitan/necesitamos interiorizarlas, por ciertas circunstancias ¿verdad?
      Esta semana también está siendo para mí, difícil y pedregosa, y pretendo que mi propio post sea de AUTOAYUDA también…
      Gracias por tus palabras, Esther…
      Las aprecio especialmente porque me consta que tú RELATIVIZAS muuuuuy bien 😉

      Reply

  7. Esto lo tengo aprendido, que con todo lo que me ha caído encima….. Me falla un poco el tema de los amigos, pero poco a poco. Muchos besos, guapa, y gracias por tus palabras.

    Reply

    • Qué decirte Carolina…
      Hablo de situaciones tan banales en el post, que cuando te leo, entiendo la inmensidad de lo que has vivido.
      No sólo RELATIVIZAR es importante para uno mismo, sino para dar el justo peso y valor a las situaciones que vivimos.
      Y vivir el “susto” que has vivido no lo puedo imaginar…
      Si de alguien puedo erigir un monumento en honor a la mejor RELATIVIZADORA, es a tí: ENHORABUENA 😉
      Ahora queda disfrutar de la SALUD que se nos ha devuelto en forma de preciosa niña de casi 11 añazos.
      Un besazo enorme Carol

      Reply

  8. Pingback: "Terapia con hielo y sacarina, por favor" - Sandra Villapalos . com

Deja un comentario