Article
1 comment

“Terapia con hielo y sacarina, por favor”

Así pido mis “terapias“, digo, mis cafés 🙂

Y atrayendo la nostalgia y grandes recuerdos, mientras dedicáis unos minutos a leerme, os dejo con:

No es un tópico decir que hago de esos momentos, “mis” momentos: me relajan, me espabilan, me alimentan el corazón, me inspiran, me recogen, en definitiva, los necesito.

cafe con hielo

Y hay cafés/terapias que tomo sola, aunque los que más agradezco, los que más me alimentan son los que comparto con mis amigas.

Son los momentos de mayor esplendor: me crezco con su compañía, me ilumino con su presencia, me animo con Cafelito chicas oct 2015sus palabras, me emociono con sus conversaciones y aprendo. Aprendo muchísimo. Siempre. En cada instante y de cada una.

[Read more]

Article
19 comments

RELATIVIZAR: una asignatura pendiente

Ponéos cómodos, relajáos… intentaré arrancaros esa sonrisa que parece asomar en vuestros labios…

Dadle al PLAY, y hagamos juntos el ejercicio de HOY:

¿RELATIVIZAMOS?

Hace unos días una amiga me contaba que su hijo se había roto la clavícula jugando. La mamá (mi amiga) se mostraba preocupada, lógico, desesperada por una racha de baches que siente que no acaba…

“¡¡¡Decidle al tuerto que deje de mirarme!!!” nos suplica, a pesar de todo, con una tenue y leve sonrisa.

En mi actividad diaria, me encuentro con gente cuyas circunstancias (en más ocasiones de las debería) son de extrema necesidad, que requieren, no solo un apoyo formativo o conocimientos básicos sobre el mercado laboral y sus posibilidades de acceso, sino también un apoyo psicológico que les ayude a reducir su estado de estrés, su depresión (en ocasiones) fruto de la desesperación, y poder recuperar su ilusión y entusiasmo por vivir.

IMG_20150130_212943

Cuando mi labor se enfoca en lo puramente psicológico, lo primero que les transmito es que para abordar una tarea, primero debemos controlar nuestra ansiedad, nuestro ánimo, y manejar nuestra actitud, convirtiendo el miedo en esperanza.

15982488284_a07cc7b6b1_b

Les cuento que nuestra sensación de bienestar, de felicidad temporal, depende del valor que damos a todo lo que nos ocurre.

Hay un maravilloso libro que se llama la “Inutilidad del Sufrimiento” de Mª Jesús Álava Reyes (os lo recomiendo encarecidamente) que versa precisamente sobre este tema.

Claro que habrá momentos o situaciones que nos causen sufrimiento o preocupaciones, pero lo que de verdad nos puede HUNDIR es nuestra forma de enfrentarnos a esas situaciones.

De hecho, la RESILIENCIA (nuestra capacidad para afrontar los episodios más duros de nuestra vida: http://www.sandravillapalos.com/reilusionarse-es-resiliencia/) se entrena y se trabaja para ponerla en práctica.

la-lego-pelicula-1

Así, lo que de verdad nos puede afectar en nuestro día a día es la sensación de sufrir por todo, independientemente, de si lo estamos viviendo o no. Me explico, sufrimos por adelantado por si nos pasa aquello que nos preocupa:

  • ¿y si enfermamos?
  • ¿y si perdemos el trabajo?
  • ¿y si no conseguimos acceder al mercado laboral?
  • ¿y si algún ser querido enferma?
  • o ¿y si fallece alguien querido tras algún traspiés de salud?…

Todos estos pensamientos negativos  – e irracionales- generan emociones negativas, que hacen sembrar, con el tiempo, el pesimismo, la ansiedad y la depresión; todo, muy difícil de desarraigar.

Y así llegamos a la TERRIBILITIS: todo es horrible… aunque no nos haya pasado.

Y volviendo a lo que vivo en mi día a día; lo que conviene trabajar con los usuarios que atiendo es nuestra potencial capacidad para relativizar las cosas.

15977767174_ee5e9d26c3_b

Tan importante como el trabajo, es la salud, es disfrutar con los amigos y la gente de nuestro entorno, es divertirse con un paseo por la montaña, pasar un rato de charla con una amiga…

ESENCIAL ES: Nuestra actitud, nuestro comportamiento frente a lo que nos ocurre, nuestra capacidad para no angustiarnos por los “y si” (que no han pasado) y nuestra habilidad para relativizar.

Si somos capaces de mirar el Universo desde lejos, de abstraernos y observar con “objetividad” la REALIDAD de nuestro mundo, quizá nos demos cuenta que nuestros problemas son casi insignificantes frente a otros dramas sociales, frente a otros problemas que afectan al Planeta.

cold_universe.psd

Éste es uno de los consejos que se aplican para RELATIVIZAR. Vivimos en un mundo, desgraciadamente, donde hay niños que fallecen deshidratados y desnutridos, permanentemente expuestos a atroces enfermedades; donde hay personas encarceladas por sus inclinaciones sexuales o por su diferente forma de pensar; o que viven en países en permanente conflicto.

OJO, no pretendo frivolizar con nuestras situaciones, ni tampoco que hagamos “apología de la despreocupación“. Tampoco pretendo que ignoremos circunstancias que “en el aquí y el ahora” justifican nuestra preocupación, ni que infravaloremos -de golpe- lo que pase a nuestro alrededor.

1383301476113

El ejercicio que os propongo es, sencillamente (y lo más difícil al mismo tiempo 😉 ) aprender a RELATIVIZAR; saber que:

  • tenemos derecho a estar preocupados por nuestro futuro, pero debemos saber que con una actitud positiva tenemos más posibilidades de superar la adversidad.
  • tenemos derecho a aspirar a mejores cosas, pero esto no nos debe paralizar ni bloquear, sino que debe ser un acicate, un aliciente para seguir creciendo y evolucionando.
  • tenemos derecho a preocuparnos por el bienestar de nuestros hijos, de nuestra familia, pero no debe ser excusa o motivo para frenar nuestra vida; sino todo lo contrario.

Nuestra capacidad de adaptación no deriva de la sobreprotección, sino de aprender a volar; De probar y equivocarnos; De intentar y errar, y volver a intentar…

1401311574735

Al igual que nosotros hemos vivido y nos hemos adaptado a la realidad que nos ha tocado vivir; nuestros hijos y familiares también se adaptan a la vida que les toca vivir ahora.

La adaptación es lo que ha marcado la evolución de la especie… Mirar el presente con perspectiva, nos da un punto de vista que no debemos desechar.

Necesitamos, en todo, en nuestra vida, pensamientos y acciones orientados a RELATIVIZAR; es decir, “nada es blanco ni negro” o “en el punto medio está la virtud”.

preocupacion

Consejos prácticos para aprender a RELATIVIZAR:
  • Dar el valor exacto a lo que vivimos; poner en valor nuestra realidad.

Ni todo es tan malo, ni tan perfecto. Cuando, como en el caso de mi amiga, toda nuestra preocupación está enfocada en un solo motivo, no vemos nada más allá. Relativizar, en su caso, es pensar que ciertas circunstancias son normales en los niños, que no es nada grave y que su hijo no ha perdido la sonrisa ni un solo momento (¡GRANDE DANI C.!).

  • Poner los problemas en perspectiva; coger distancia y ampliar a una visión global.

Ver los problemas desde lejos, como si no fueran nuestros, vistos desde la lejanía, en ocasiones produce que entendamos que aquello que nos parece tan grave, no lo sea tanto; que aquello que estamos viviendo con angustia, se pueda superar cambiando el punto de vista, cambiando el foco de preocupación.

  • Actuar; buscar la solución a nuestros problemas sin miedo.

Cuando, incluso con tratamientos psicológicos, una persona actúa para afrontar sus “problemas”, el movimiento que realiza es directamente proporcional a su capacidad para recuperarse, al éxito en los retos que se marca.

En estos casos no debemos temer nunca (sino buscar) cualquier ayuda que pueda servirnos para ahuyentar nuestros particulares fantasmas.

Medicarnos, si se necesita; ir a terapia, para que nos instruyan en nuestra recuperación; buscar ayuda en otras palabras, en otras acciones, en otras personas…

coyote-correcaminos pide ayuda

Todo ayuda; y ser humilde para aceptar nuestra situación, sea la que sea, nos ayuda SIEMPRE.

No olvidéis: LA ACCIÓN LLEVA NUESTRA INTENCIÓN AL ÉXITO. Esto es actitud por mejorar, recuperarnos y avanzar.

  • Para relativizar también podemos pensar que no somos los únicos que sufrimos o tenemos ciertos problemas.

Superar ciertas adversidades nos hace fuertes, poderosos y conscientes de nuestra gran capacidad de superación. Cuando alcanzamos ciertos retos, atenuamos nuestras preocupaciones y dotamos a nuestros pensamientos de un halo positivo, fruto de nuestro esfuerzo.

  • Y por último, algo que leí hace tiempo, y que no debemos dejar atrás, es nuestro SENTIDO DEL HUMOR.

La risa, la sonrisa, cualquier excusa para desprendernos del estrés, de la angustia, de nuestras preocupaciones; los chistes, las películas de humor, las anécdotas simpáticas de nuestros amigos… hacen un cóctel explosivo de “QUITAPENAS” esencial para RELATIVIZAR la vida.

DSC_0418

Recordemos que TODO lo podemos superar con ACTITUD POSITIVA, que no tenemos lo que nos buscamos; pero sí tendremos aquello por lo que nos preocupamos, si lo hacemos en exceso. No lo olvidéis.

Amiga, mira bien a tu alrededor, porque el tuerto ha dejado de mirarte, en cuanto has dejado de prestarle atención    🙂

 

Article
6 comments

BUCEANDO EN LA AMISTAD

Mr. Big y su “TO BE WITH YOU”

https://youtu.be/L6-uJLteKek

La intensidad, la nobleza, la honestidad de los sentimientos, marcan su PUREZA.

epi y blas 3

Y la confianza que genera el sentimiento de AMISTAD, de profunda importancia, no se puede traicionar.

Cuando cualquiera de nosotros apuesta firmemente por una amistad concreta, hacemos una elección donde depositamos emociones, sentimientos, opiniones, consuelos, alegrías, etc.

the-muppets

No vale cualquiera para ser tu amigo, ni vales tú para cualquier otro.

La amistad no es sólo una buena primera impresión, ni una relación superficial; es la constancia de la presencia, el estar siempre ahí a pesar de no estar en persona. Es saber que te comprenden o que se preocupan por entenderte. Es saber que cuando opinan, lo hacen siempre por nuestro bien, y no por capricho o interés.

Y ésta es precisamente la característica más definitoria de la amistad en toda su grandeza: que es desinteresada, que no hay trasfondo oculto, que no hay segundas intenciones ni dobles interpretaciones.

La amistad se alimenta, se nutre, se riega con la entrega, el altruismo y la EMPATÍA sobre todas las cosas.

La emoción es tan potente que trasciende lo racional.

super coco

Es visceral, irracional, irreflexiva y comprometida.

Son sentimientos que nacen en las tripas, no en el cerebro; no se piensa si se decide ser amigo de alguien, ni se debate.

Se es, o no se es.

Estás o no estás.

En ocasiones, la amistad se tambalea frente a circunstancias externas. Nos dejamos influir por situaciones sobrevenidas que no hemos buscado.

Ahí se pone en entredicho la relación; y precisamente en ese momento es cuando es más importante PONER EN VALOR UNA AMISTAD.

super coco y amor

Uno -en un rato de reflexión- debe analizar:

* ¿Qué puede haber detrás de un conflicto con un amigo?

* ¿Qué situaciones malinterpretadas nos están llevando a dudar de una amistad?

* ¿Qué fin puede buscar un amigo en cuestionar u opinar en contra de algo que estamos haciendo/pensando?

La respuesta a estas preguntas es clave para determinar si estamos en disposición o no de conservar una “bonita amistad”.

Si, por defecto, entendemos que una amistad sólo ha sido reforzada y alimentada con los años, a la “primera de cambio” no podemos echarla por la borda.

Debemos pelearla.

Lucharla.

Defenderla.

portada-facebook-los-muppets

Y esto pasa, en primer lugar, por ser AUTOCRÍTICO y reconocer o considerar que nosotros también nos equivocamos.

…Que puede que tengan razón los amigos, frente a la tozudez o cabezonería de creer que “siempre llevamos la razón”, o sí o sí.

Cuando nos encontramos (¡además!) en la tesitura de que varios amigos opinan de la misma manera, uno de los pasos más difíciles de dar, es el reconocimiento a la opinión de los amigos que nos pretenden ayudar.

primer plano

Nuestros argumentos, nuestra actuación, nuestra forma de proceder debe ir orientada a superar cualquier dificultad con los amigos; porque la AMISTAD es un ingrediente VITAL, de valor incalculable, de influencia tan positiva como enriquecedora para cualquiera de nosotros.

…Que nos sostiene desde niños, nos ayuda a evolucionar y crecer, que es una fuente de desahogo y desfogue en la adolescencia, y un pilar de apoyo en la adultez.

…Que es referente para nuestro crecimiento personal, que nos ayuda a asumir responsabilidades y a compartir las cargas y dificultades de la vida.

barrio sesamo epi blas

Si te has visto reflejado en parte de las palabras que has leído, entonces es que estás disfrutando de grandes amigos.

Mima la amistad.

Cuida a tus amigos.

Comparte tus preocupaciones y no rechaces de plano las opiniones contrarias que oigas.

Discute, debate, defiende… pero no niegues una amistad. Es de lo más auténtico que gozamos en nuestra vida.

en bici

Y aunque es bueno atesorar amigos, no es menos cierto que cualquiera, y en cualquier situación, no vale.

Las decepciones, el tiempo, o la falta de empatía son las causas más frecuentes como se termina o languidece una amistad.

Ese tiempo que pasa inexorable hace que, en ocasiones, no cuidemos con cariño esa amistad surgida en otro tiempo/en otra ciudad/con otra edad y/o en diferentes circunstancias.

Tan cierto el dicho de “los verdaderos amigos en los malos momentos se cuentan con los dedos de una mano” pone de relieve que la empatía es ese otro factor esencial que cuando falta -o escasea-  hace que esa amistad pierda todo su valor.

Y las decepciones… sobre todo las decepciones

Un AMIGO es el que está ahí cuando lo necesitamos; que responde con palabras y actos; que reconoce sus errores cuando los comete; y sabe ser asertivo y reconocer lo bueno en sus amigos; que se alegra sinceramente por nuestros logros y se entristece por nuestras frustraciones; que es capaz de celebrar con su sola presencia y una tarde de charla, o de consolar en silencio con su sola compañía.

En definitiva, la amistad es difícil, laboriosa, compleja, pero tremendamente gratificante y necesaria.

amigos 1

No olvides que los amigos estamos porque queremos, porque te/os queremos; pero no olvides tampoco que no hay amigos por imposición, ni existe un “deber autoimpuesto” que genere obligación.

Un buen amigo da solidariamente: compañía, comprensión, empatía, tiempo, risas, opiniones, regañinas, abrazos, consejos, y sobre todo, te ofrece en bandeja su vida, para compartirla juntos.

"THE MUPPETS"..© 2011 Disney

 

Article
2 comments

Objetivo: RESPONSABILIDAD RELAJADA

Haciendo alarde de mi “Responsabilidad RELAJADA”, me permito bailar una preciosa (y vintage 😉 ) canción de los años ’70 de Neil Sedaka:

“Breaking up is hard to do”

https://youtu.be/tbad22CKlB4

RESPONSABILIDAD: Valor que nos permite calibrar las consecuencias de nuestros actos.

Nos han enseñado, desde bien pequeños, que debemos ser personas responsables, comprometidas, asumir nuestros comportamientos y enseñar el valor de la implicación en nuestros hijos.

Minions de Gru 2, mi villano favorito

Debemos ser responsables en nuestro trabajo, con nuestras “cosas”, no hacer culpables a otros de nuestros errores o fallos (tan humanos y tan comunes).

E imagino que os estará pasando como a mí, y es que leer tanta RESPONSABILIDAD así, en frío, sin anestesia y de sopetón da un poco de vértigo.

¿De tantas cosas soy “RESPONSABLE”?

¿Sobre mí (y mi frágil espalda) recae tanta “RESPONSABILIDAD”?

en equipo

Como pasa entre las películas y la vida real, la realidad sobrepasa nuestra capacidad de asumir tanto control…

Este no es un post IRRESPONSABLE (bueno, no pretende serlo), pero sí aspira a rebajar el “Grado de Exigencia”, a desinflar la tremenda carga que supone sabernos “responsables” de tantas y variadas cosas.

No voy a hacer apología del CAOS, de la dejadez ni del desánimo o la chapuza… Lo que quiero es dar otra visión de este concepto.

con cielo

En ocasiones, añadimos significados a este valor que acaban perjudicando al que lo ostenta.

Con un hijo:

“- Tienes que ser más responsable, portarte mejor; tratar bien a tu hermano, estudiar más o…”

En el trabajo:

“- Asumir la responsabilidad de hacerlo todo bien, en el menor tiempo posible, minimizando los problemas/costes y…”

huyendo

Claro que la RESPONSABILIDAD es eso, y compromiso, y obligaciones, y competencias… pero cuando pretendemos cubrir todos nuestros actos/tareas/órdenes/consejos con la pátina de una implicación exagerada; damos poco pie (o ninguno) a la improvisación, incluso a la equivocación (y posterior mejora). Damos poco margen de maniobra a aquellos que tiñen todo su comportamiento con ese valor en MAYÚSCULAS.

A veces (y digo sólo a veces 😉 ) no imbuirnos de tanta “carga” nos da más espontaneidad, casi diría que más libertad, más naturalidad (y nos hace no mostrarnos tan encorsetados).

con coletas

Nuestra naturaleza nos marca el camino… Y dejar de hacer ciertas cosas (que son nuestra responsabilidad) hace que nos sintamos mal, nos cuestionemos y nos culpabilicemos por ese motivo.

Y cuando, además, no hacemos daño a nadie, cuando sólo a nosotros atañe habernos dejado fluir por unos momentos: disfrutemos la sensación, disfrutemos el hecho de no ser tan tan tan exigentes para todo (y sobre todo, CON nosotros).

en ventana

La RESPONSABILIDAD es un valor positivo, lo que significa que siempre SUMA; pero no hagas de ese exceso de “Responsabilidad” un freno a tu espontaneidad, un bloqueo a tu naturalidad o una excusa para no ser imaginativo o creativo.

La AUTOEXIGENCIA (un concepto insano en su más estricto e inflexible significado –post dedicado a la Autoexigencia del 1 de Abril del 14-) es la elevación al máximo exponente del deber, de la obligación inexcusable.

Pero ser RESPONSABLE es mucho más: es ser una persona comprometida, coherente, entregada y autónoma en sus decisiones.

sonrie

Y frente a “tamaña descripción” yo también defiendo la RESPONSABILIDAD RELAJADA, por ejemplo, emplear la EMPATÍA en nuestro desempeño. El “no hagas al otro, lo que no te gustaría que te hicieran a ti”.

Y sobre todo:

Siéntete libre, tienes derecho a equivocarte, a tener un mal día, a enfadarte o a gritar…

Evil-Minion-and-Purple-Animal-Despicable-Me-21

Tienes derecho a imaginar, a criticar y a vaguear.

Tienes derecho a estar perezoso, a comer más de lo normal o chuches que pican los dientes.

Tienes derecho a bailar sin motivo, a reír sin razón, a quejarte porque sí y a cantar a voz en grito.

minions-despicable-me-2

Tienes derecho a tus días malos y a buscar/hacer/imaginar/disfrutar/inventar/reír tus días buenos.

Y SER RESPONSABLE en ningún caso es contrario a lo anterior.

Ser consciente de qué, dónde y cuándo es importante “ser responsable” es razón suficiente para tenerla presente, y asumirla.

 

Ya sabéis cómo opino: la FELICIDAD no se busca, ni se encuentra… ¡SE HACE!

2 de risa

¡FELICEAR!