Article
5 comments

HABLAR SIN HABLAR

¿Cuántas veces hemos experimentado que se puede decir algo con palabras y al mismo tiempo expresar lo contrario con la cara, los gestos, el tono?

fragel 1

Desde la más tierna infancia, la comunicación no verbal forma parte intrínseca de nuestra forma de interactuar.

Sabemos que ciertos mensajes dichos de determinada manera, pierden su eficacia. Si digo cuánto me gusta algo, pero al mismo tiempo pongo cara de asco ¿con qué te quedas?

Sabemos que no hay concordancia entre los 2 mensajes recibidos, pero, generalmente nos quedamos y damos mayor valor al mensaje no verbal, que a aquél que sale de nuestra boca.

la_rana_rene_filosofando

Y tanto post, tanto tiempo y dedicación para hablar de las Habilidades Sociales, y la comunicación no verbal (tan esencial), ha brillado por su ausencia, ha pasado desapercibida (hasta ahora 😉 )

La comunicación no verbal es aquélla que no se expresa con el mensaje textual,verbal, pero que se transmite con el gesto, el tono, el movimiento asociado, entre otros.

Así, hablamos de factores Paralingüísticos cuando nos referimos a aspectos directamente asociados con la transmisión del mensaje: el tono que empleamos, el volumen, los silencios…

Otro factor es el relacionado con el comportamiento al hablar: como los movimientos de nuestro cuerpo, la mirada, o la profusión de gestos (llamado Kinesia); y el manejo de nuestro espacio interpersonal (llamado Proxémica).

Espero no haberos asustado demasiado, porque ya he finalizado mi disertación más teórica 😉

Cualquier mensaje «no dicho»: gesto, tono, postura, mirada, expresión facial o corporal nos transmite muchas, muchísimas cosas.

Desde el control de nuestro espacio interpersonal; hasta nuestra actitud introvertida, los colores que nos ponemos… todo tiene significados.

TODO.

Todos nosotros hemos interiorizado un espacio personal en el que nos movemos a gusto y en el que nos relacionamos. Este espacio (a modo de “burbuja”) no es fijo ni estático, sino que –a modo de muelle- varía en función de la relación que mantenemos con la persona con quien interactuamos.

WallPaper_Colores-Burbuja_Reflejando

Así, no es lo mismo nuestro espacio interpersonal con nuestros hijos (obviamente una burbuja muy chiquitita, cargada de besos y abrazos) que el espacio que nos separa de una persona en la calle.

Mantenemos con los primeros una distancia casi inexistente, y conservamos un amplio espacio con aquellas personas, por ejemplo, con las que no tenemos ningún lazo emocional.

En esta comunicación no verbal, la mirada cobra una importancia esencial. Con una sola mirada podemos “decir” infinidad de cosas: hay miradas de comprensión, miradas de complicidad, llenas de amor y ternura, miradas de “ya te lo dije”, miradas de reproche, incluso miradas de ensueño.

mirada-infinita-807824

Todos sabemos interpretar cada una de ellas; y somos capaces de responder verbalmente a una sola mirada.

La comunicación no verbal, mejor dicho, la interpretación de ésta es una habilidad social fundamental.

Aquéllas personas con una esmerada habilidad para interpretar este tipo de comunicación, son más eficaces comunicativamente hablando: captan las segundas intenciones, los mensajes subliminales, las verdaderas intenciones y los mensajes subyacentes de lo dicho textualmente. Esta habilidad social, mejora y enriquece las relaciones interpersonales.

the-muppets

Un buen orador, una persona que elabora un buen discurso, atiende a muchos más factores que al propio mensaje y vocabulario empleados. La oratoria alberga más secretos que la propia estructura del mensaje, va muchísimo más allá.

Y entre estos otros factores se hallan la entonación, los silencios, la forma en que se habla, los gestos faciales, las miradas, la expresión con las manos, la actitud corporal, etc.

Y en nuestro reto de ahondar en la Inteligencia Emocional, dominar nuestra comunicación no verbal (o buscar su congruencia, al menos) es un elemento clave.

Nuestra actitud cuando escuchamos atentamente es también comunicación no verbal; al igual que la expresión de nuestra cara, el movimiento de nuestro cuerpo, la mirada hacia nuestro interlocutor, la postura que adoptamos, el manejo de nuestro espacio interpersonal, etc. Todo esto conforma en gran medida cómo y lo que somos.

La coherencia entre nuestro mensaje  (lo que decimos) y nuestro comportamientos no verbal (cómo lo decimos) debe ser total.

La pertinencia, la congruencia determinarán nuestra credibilidad. Si ambos tipos de comunicación difieren, el mensaje dicho pasa a un segundo plano, siendo prevalente la comunicación no verbal.

Por ejemplo, el sarcasmo está precisamente apoyado en esta “incoherencia”.

En la actualidad estamos invadidos por todo tipo de mensaje político donde la comunicación no verbal, además de la falta de ejemplo, da directamente en el centro de la diana del despropósito.

Hablan sin transmitir, dicen sin generar emociones… probablemente muchos de los que disertan acerca de la justicia y la ética, son ejemplo de lo contrario.

Este post reivindica también la fidelidad en la palabra dada.

Qué menos que esperar que lo que se diga, se demuestre o se apoye al menos en la intención del “hablante”.

Muchos políticos adolecen de habilidades básicas de comunicación como las aquí descritas… qué triste 🙁

Quizás si uno cree en lo que dice, ayudaría a ser transmitido con sinceridad: gestos, miradas, entonación y movimientos acordes con lo que se anuncia.

IMG_20140803_055537

No debemos olvidar que cada uno de nosotros SOMOS un universo de oportunidades, de interacciones, de relaciones, pensamientos y emociones.

Transmitir cómo somos de la manera más fiel, más sincera hará de nosotros mejores personas, y “buena gente” a la que poder escuchar, sin dudas, sospechas ni sombras de ningún tipo.

Somos seres sociales, sociables, comunicadores de buen rollo y energía positiva.

Trabaja tu comunicación no verbal, sé coherente:

¡sé tú!

Hoy, amenizando este POST, Sam Smith, con «Stay with me«.

Disfrutad de su música…

Article
4 comments

TRANSPARENCIA Y ÉTICA: EN BUSCA Y CAPTURA

Hoy, Antonio Orozco y su «DEVUÉLVEME LA VIDA»

Transparencia y Ética…

Dos conceptos que parecen sencillos pero tan difíciles de alcanzar.

No hay que reservar estos valores para la política (con la que estamos tan decepcionados), sino que son perfectamente extrapolables a cualquier ámbito de nuestras vidas.

Whatsapp-Flickr-Creative-Commons-Manuel-Quiroga-Manuls

Empezaré por la TRANSPARENCIA, que implica claridad, nitidez, honestidad… y a partir de ahí, sinceridad y confianza.

En las relaciones sociales, cuando presumimos de principios, unos de los más valorados es la HONESTIDAD, la transparencia en los sentimientos, nuestra “limpieza moral”.

FILTRO

Ser honesto, honrado, es ser claro, ser íntegro y ante todo, coherente:

DIGO LO QUE HAGO, HAGO LO QUE DIGO.

En definitiva, predico con el ejemplo.

De honestidad, precisamente, adolece nuestra sociedad en general (a la vista está que, en política, la honradez brilla por su ausencia).

Se ocultan motivos, se adornan razones, mienten sobre intereses y nacen las personas “opacas” (sí, como las tarjetas de Bankia 🙁 )

Son personas con 2 caras radicalmente opuestas, cuyo interés manifiesto es uno – en general, la parte correcta- pero que dispone de otra versión, oscura, oculta, turbia, sombría, de la que hace poco alarde pero que le sirve para sus más tristes, deshonestos e injustos propósitos.

dicotomia

La Transparencia es una virtud (escasísima, políticamente hablando) pero muy apreciada, casi diría, de valor excepcional.

Ser transparente, no tener dobleces, ser sincero es ganar la confianza de tu entorno.

Hartos estamos de leer y oír cómo esta falta de conciencia hace que broten, como maleza, comportamientos delictivos, reprochables y corruptos.

El germen de la honestidad es precisamente ser una persona transparente, nítida, coherente e íntegra.

Se debe educar en la honradez, en la solidaridad, en el altruismo, en la integridad personal y en la entrega a los demás.

AMOR

Y educar en estos valores es asegurar, al menos, una futura sociedad decente, de “promesas” llenas de principios, de ciudadanos llenos de valentía y coraje, con una capacidad infinita, con ideas claras, con objetivos justos y definidos.

02082012817

A esto aspiramos; pero no podemos dejar el mañana en “manos de otros”.

Somos responsables del presente y del futuro que vamos sembrando.

Tengo esperanza en el porvenir, pero no puedo dejar la responsabilidad en función del «hacer» de otros.

Hay que actuar.

Problem in business

Actuar con el principio de TRANSPARENCIA y HONESTIDAD, y con un estrecho, íntimo, compañero de viaje: la ÉTICA.

El sentimiento de alcanzar el bienestar social, ayudando y no prohibiendo; fomentando la cultura y no restringiendo el acceso a la misma; facilitando los recursos básicos para todos, sin influencias de origen, pensamiento, religión ni creencia excluyente de ningún tipo.

La ética, la decencia, la moral de una persona, dirige sus actos.

justicia_creative_commons

Una persona dispone de principios morales íntegros cuando con su intervención, con su actuación frente a otros, cuando con la huella que deja en su entorno, mejora, ayuda a la sociedad desinteresadamente.

Es indignante escuchar todos los días cómo hay personas que, debido a su falta de ética, no han dudado ni un instante en robar, mentir, traicionar la confianza de los suyos, y todo en aras de su propio y egoísta interés.

La relación entre TRANSPARENCIA Y ÉTICA es esencial para nuestro futuro. Para nuestro futuro político, y para nuestro futuro social.

Winteridylle am See

La HONESTIDAD de la que hacemos gala se demuestra en nuestra vida cotidiana; con amigos y la confianza recíproca; y en tantas otras facetas de la vida, huyendo de las mentiras, evitando dobleces, y segundas intenciones.

Es fácil que un político se corrompa cuando no tiene unos principios sanos y una ética de base, cuando no le han inculcado o no ha dado valor a los fundamentos de justicia y decencia más elementales (o no los ha alimentado a lo largo de su vida).

Pero: ¿Cómo no caer en eso?

Lo más importante es saber que ser incorruptible no sólo se puede, sino que se debe.

Nunca una persona corrompida por oscuros motivos, corrupta en sus actos puede hacer/ser algo bueno, sano, ni honesto.

Dinero-en-pildoras-Flickr-Creative-Commons-Autor-Chris-Potter-www.flickr.com-photos-86530412@N02

Ojalá estos políticos (que creen representarnos) se aplicasen algo tan sencillo (y tan complicado para ellos) como salir de ese bucle de corrupción en el que están atrapados, para imbuirse de valores tan básicos como la Honestidad y la Integridad.

fbi_licencia_creative_commons

No es difícil dormir con la conciencia tranquila; en absoluto.

Aplicar en nuestra vida esta transparencia, la ética o la moral en nuestros propósitos; la honestidad en nuestros actos, y la integridad con quien nos relacionamos… hace de nosotros mejores personas.

Осень

 

Article
4 comments

Educar en SOLIDARIDAD

Aprender a gestionar las emociones y educar en valores deberían ser materia de aprendizaje también en los colegios.

Las capacidades que aúna la Inteligencia Emocional son múltiples y, todas y cada una, necesarias en su conjunto y a título individual.

Educar en SOLIDARIDAD no debería ser materia de enseñanza en una sola asignatura, sino que debería tratarse de una disciplina transversal, integral para el alumno.

Desarrollar este valor humano supone, hacer de nuestros hijos personas con grandes principios, que consideren que la ayuda y la colaboración entre personas cambia y mueve el mundo; que hay que mantener a las personas unidas siempre; y más, en las circunstancias adversas.

DSC_0139

Con los ejemplos reales se facilita el aprendizaje. En la versión de nuestro día a día, nos encontramos con situaciones en las que nuestros hijos han «ayudado» a un amigo frente al atosigamiento de algún compañero; o lo han defendido frente a alguna injusticia.

pelea

La SOLIDARIDAD está ahí; ellos son solidarios y en su naturaleza está comportarse así. Nuestra responsabilidad es ponerle nombre a esta actitud, valorarla, ensalzarla, mostrarnos orgullosos y satisfechos por su actuación…

DSC_0131

De la Solidaridad además nace la EMPATÍA. Una necesidad vital para las relaciones sociales, para cuidar las amistades, para crecer en la familia…

amigos

La Empatía es la capacidad que tenemos de ponernos en la piel de otra persona. Lo que a unas personas afecta, entristece, hace daño, no tiene necesariamente que afectarnos por igual; pero sí debemos hacer el ejercicio de entender a aquel que así lo siente.

empatia

La Empatía se debe trabajar desde casa, se debe educar en el cole -a través del respeto- y enseñar en la vida diaria entendiendo que lo que no queremos para nosotros, no lo queremos para otros; lo que deseamos para nosotros, lo deseamos también a los demás.

familia

Ayuda a los que lo necesitan, siendo SOLIDARIO.

Entiende a los que lo necesitan, siendo EMPÁTICO.

Si conseguimos que nuestros hijos sean solidarios y empaticen con su entorno, les estaremos dotando de una herramienta de desarrollo personal de gran valor humano.

En la actualidad, los líderes más carismáticos, los idealistas con mayor talento, los trabajadores que, de verdad, se entregan día a día, tienen en sus valores gran parte de su éxito.

Nuestros hijos son el futuro. Hagamos un futuro mejor educándoles en habilidades emocionales, experiencias positivas, y en valores.

Vamos a guiarles y enseñarles a Vivir, dejar vivir… y ayudar a vivir a los demás.

…Cuando una persona destaca por su empatía, no necesita las palabras:

* Las escenas son fruto de la SOLIDARIDAD, en este caso, de la de Daniel y Jorge que han ilustrado este post con su imaginación