Article
0 comment

Nuestro SELLO es nuestra MARCA PERSONAL

Hablar de Marca Personal, actualmente, no es un tema especialmente novedoso en nuestra estrategia profesional.
Contamos con herramientas que nos hacen diferentes del resto y son susceptibles de lo mejor – APORTAR VALOR -, o de lo peor – restan valor a nuestra imagen o a lo que compartimos -.
Saber de esas herramientas nos ofrece la oportunidad de sacar el mejor y el máximo rendimiento de las mismas y conseguir ser reconocidos (o al menos, conocidos) en nuestro ámbito o sector profesional.

Mi sello es MI marca personalTu Marca Personal eres , es tu avatar, tu identidad virtual, tu DNI digital o tu representación en las nuevas tecnologías.
Y tiene una gran importancia porque es lo que permite distinguirnos, diferenciarnos o destacar sobre el resto.
Una máxima en relación con nuestra Marca Personal o nuestra huella virtual reside en la capacidad que debe poseer de ser única, de ser alimentada (como un ser vivo) y de estar “bien tratada”.

No perderos, por cierto, acerca de este tema, el libro “Marca eres Tú” de Eva Collado Durán.

Muchas personas que hacen uso de las nuevas tecnologías olvidan (o en el peor de los casos, directamente ignoran) que escribir, comentar, compartir, juzgar u opinar, además de ser un ejercicio libre, también conlleva consecuencias. Y las consecuencias son, que lo que se dice/comparte en el entorno 2.0, ahí queda.[Read more]

Article
2 comments

Erase una vez… una princesa.

Espero que disfrutéis con Michael Bublé y su “Close your eyes“…

El vídeo es una pasada: disfrutádlo  🙂

Erase una vez, hace mucho mucho tiempo (en otro siglo), nació una pequeña bebé que vino a colmar de felicidad la vida de sus padres.

bebe verdad

La pequeña creció en un ambiente rico en atenciones aunque escaso de recursos; lo que no impidió que la infancia y la adolescencia de esta risueña niña se vieran empañadas por ningún otro elemento…

Todo era alegría, planes, objetivos de futuro e ilusión por su prometedor porvenir.

PrincesaBebeMenina-1

Criada en un entorno rural, también rico en amistades y con las comodidades básicas más que cubiertas, fue creciendo y aspirando a conseguir sus sueños largamente planeados.

La educación que disfrutó no fue demasiado estricta, no había normas que incapacitaran sus deseos, ni sus caprichos. Por el contrario, contó con la inestimable confianza de quién nunca falló: su madre. Ella fue la fuerza, el sustento, el control emocional y el ánimo para alcanzar sus sueños.

El mundo se mostraba generoso. En la educación pública aprendía los valores indispensables para la convivencia: tratar a todos por igual, pues así es como deberían ser las cosas, justas. En definitiva “no hagas lo que no desearías que te hicieran a ti”.

chicas

La vida, en su inocencia, era eso:

Solidaridad, colaboración, esfuerzo y recompensa.

…Pero nadie le contó la verdad.

No vivimos envueltos en papel de burbujas que amortigua los daños.

plastico-relajante

Los padres de esta niña se divorciaron, y desde el comienzo vivió la indefensión de no ser oída.

Muchas “princesas y príncipes” terminan siendo una moneda de cambio en mano equivocada, o el objeto intangible que se arrojan como reproche constante.

A pesar de todo, no sufrió demasiado; tenía apoyo, tenía una parte sólida que nunca se tambaleaba, un apoyo emocional que la hizo fuerte, aunque no invulnerable.

Nunca se es ajeno a lo que sucede a nuestro alrededor.

La realidad se iba deformando poco a poco.

Cibermitanios.com.ar

Con la adolescencia llegaron las primeras decepciones y las lágrimas largamente derramadas; los males de amor y los primeros horrores (amigos que fallecían en accidentes de moto, las ausencias definitivas de los abuelos… procesos de duelo interminables*).

(*Post sobre RESILIENCIA)

duelo

Pasó la etapa con la inexplicable sensación de que TODO lo soñado se iría a cumplir.

Éste era su cuento; el de una PRINCESA en un CUENTO de CABALLEROS.

principe

Nadie le explicó que crecer era una permanente evaluación de sus sueños:

  • que no todos se cumplen,
  • que no son fáciles de alcanzar,
  • que se pierden ilusiones por el camino y se añaden otras,
  • se suman desengaños en la misma proporción que se suman retos…

Nadie se lo explicó.

Y creció. Estudió. Formó una familia. Encontró un buen trabajo…

Y se produjo el impacto definitivo. Se “estampó” contra la realidad.

asteriode

En sus inicios profesionales se encontró con que la teoría que nos contaban en las aulas, los consejos acerca del entorno laboral, las exigencias empresariales, la satisfacción del trabajador eran una quimera, una ilusión.

La mujer (que dejó hace mucho de ser niña) se encontró con los obstáculos de una realidad empresarial que dejaba mucho que desear. Los Jefes déspotas y autoritarios se empeñaban en mostrar su mediocridad criticando, juzgando y ofendiendo el quehacer de compañeros, sin afán de construir, mejorar o crecer laboralmente.

jefe_1

Sufría la discriminación por el hecho de ser mujer, se cuestionaba su trabajo frente a otros; y se expuso al despido con los embarazos.

Y nadie le contó eso antes.

La Princesa del cuento creía fervientemente en la IGUALDAD, en la honestidad de las personas y en su integridad. Pero constantemente se encargaban de echar por tierra sus creencias.

Los cuentos no hacen bien.

Venden que la sobreprotección es la panacea para controlar el futuro de los niños. No están preparados para lo que viene. No ponen límites a sus caprichos, malinterpretando que así hacen niños felices; cuando la realidad es que construyen tiranos, que luego lo serán con su entorno (sea el que sea).

burbujas_06

De la sobreprotección viene la mentira; la mentira de una “realidad” escondida tras las puertas, con personas que acechan para quitarle el color a nuestros sueños.

No os dejéis amedrentar, no os asustéis, sólo preparad futuras grandes personas para un mundo lleno de dificultades al que puedan añadir pequeños granitos de arena (siendo justos, equitativos, generosos, entregados…).

Debemos ser conscientes de la historia REAL. Prepararnos y prepararles a asumir obligaciones y defender derechos; a no discriminar por ningún motivo, y a ser SOLIDARIOS, independientemente de si lo son con nosotros.

La mujer de esta historia se ha construido. Ha sufrido la discriminación, pero no la alienta; y a pesar de las preocupaciones, evitará la sobreprotección de sus hijos.

Los cuentos siempre existirán, ilusionarán, crearán mundos mágicos; pero toda HISTORIA debe tener su MORALEJA.

libros_cuentos_infantiles

Las PRINCESAS de los cuentos se hacen mayores, y las responsabilidades son muchas: tienen que hacerse cargo de la casa, de los hijos, del trabajo, de la compra, de las extraescolares, de las amistades. Mucho trabajo añadido al “trabajo” que -sin nómina- también requiere esfuerzo, entrega, tiempo y energía.

Las obligaciones se asumen, pero si se comparten, se asumen mejor. Enseñar en la IGUALDAD también es esto.

princesa y rana

La Princesa que creció, debe escribir su propio cuento, volver a empezar su historia; intentando mantener las ilusiones, los anhelos y los desafíos.

Muchas nos vemos reflejadas en esta niña, a pesar de que muchas circunstancias vividas no sean literalmente así.

Queda mucha historia por contar; somos protagonistas de nuestro cuento, de nuestros retos, y de cómo afrontarlos.

Reescribirlo es reilusionarse día a día.

No olvides que la realidad es la que es, pero TU REALIDAD la haces –en gran parte- TÚ.

princesas y castillo

Article
4 comments

TRANSPARENCIA Y ÉTICA: EN BUSCA Y CAPTURA

Hoy, Antonio Orozco y su “DEVUÉLVEME LA VIDA

Transparencia y Ética…

Dos conceptos que parecen sencillos pero tan difíciles de alcanzar.

No hay que reservar estos valores para la política (con la que estamos tan decepcionados), sino que son perfectamente extrapolables a cualquier ámbito de nuestras vidas.

Whatsapp-Flickr-Creative-Commons-Manuel-Quiroga-Manuls

Empezaré por la TRANSPARENCIA, que implica claridad, nitidez, honestidad… y a partir de ahí, sinceridad y confianza.

En las relaciones sociales, cuando presumimos de principios, unos de los más valorados es la HONESTIDAD, la transparencia en los sentimientos, nuestra “limpieza moral”.

FILTRO

Ser honesto, honrado, es ser claro, ser íntegro y ante todo, coherente:

DIGO LO QUE HAGO, HAGO LO QUE DIGO.

En definitiva, predico con el ejemplo.

De honestidad, precisamente, adolece nuestra sociedad en general (a la vista está que, en política, la honradez brilla por su ausencia).

Se ocultan motivos, se adornan razones, mienten sobre intereses y nacen las personas “opacas” (sí, como las tarjetas de Bankia 🙁 )

Son personas con 2 caras radicalmente opuestas, cuyo interés manifiesto es uno – en general, la parte correcta- pero que dispone de otra versión, oscura, oculta, turbia, sombría, de la que hace poco alarde pero que le sirve para sus más tristes, deshonestos e injustos propósitos.

dicotomia

La Transparencia es una virtud (escasísima, políticamente hablando) pero muy apreciada, casi diría, de valor excepcional.

Ser transparente, no tener dobleces, ser sincero es ganar la confianza de tu entorno.

Hartos estamos de leer y oír cómo esta falta de conciencia hace que broten, como maleza, comportamientos delictivos, reprochables y corruptos.

El germen de la honestidad es precisamente ser una persona transparente, nítida, coherente e íntegra.

Se debe educar en la honradez, en la solidaridad, en el altruismo, en la integridad personal y en la entrega a los demás.

AMOR

Y educar en estos valores es asegurar, al menos, una futura sociedad decente, de “promesas” llenas de principios, de ciudadanos llenos de valentía y coraje, con una capacidad infinita, con ideas claras, con objetivos justos y definidos.

02082012817

A esto aspiramos; pero no podemos dejar el mañana en “manos de otros”.

Somos responsables del presente y del futuro que vamos sembrando.

Tengo esperanza en el porvenir, pero no puedo dejar la responsabilidad en función del “hacer” de otros.

Hay que actuar.

Problem in business

Actuar con el principio de TRANSPARENCIA y HONESTIDAD, y con un estrecho, íntimo, compañero de viaje: la ÉTICA.

El sentimiento de alcanzar el bienestar social, ayudando y no prohibiendo; fomentando la cultura y no restringiendo el acceso a la misma; facilitando los recursos básicos para todos, sin influencias de origen, pensamiento, religión ni creencia excluyente de ningún tipo.

La ética, la decencia, la moral de una persona, dirige sus actos.

justicia_creative_commons

Una persona dispone de principios morales íntegros cuando con su intervención, con su actuación frente a otros, cuando con la huella que deja en su entorno, mejora, ayuda a la sociedad desinteresadamente.

Es indignante escuchar todos los días cómo hay personas que, debido a su falta de ética, no han dudado ni un instante en robar, mentir, traicionar la confianza de los suyos, y todo en aras de su propio y egoísta interés.

La relación entre TRANSPARENCIA Y ÉTICA es esencial para nuestro futuro. Para nuestro futuro político, y para nuestro futuro social.

Winteridylle am See

La HONESTIDAD de la que hacemos gala se demuestra en nuestra vida cotidiana; con amigos y la confianza recíproca; y en tantas otras facetas de la vida, huyendo de las mentiras, evitando dobleces, y segundas intenciones.

Es fácil que un político se corrompa cuando no tiene unos principios sanos y una ética de base, cuando no le han inculcado o no ha dado valor a los fundamentos de justicia y decencia más elementales (o no los ha alimentado a lo largo de su vida).

Pero: ¿Cómo no caer en eso?

Lo más importante es saber que ser incorruptible no sólo se puede, sino que se debe.

Nunca una persona corrompida por oscuros motivos, corrupta en sus actos puede hacer/ser algo bueno, sano, ni honesto.

Dinero-en-pildoras-Flickr-Creative-Commons-Autor-Chris-Potter-www.flickr.com-photos-86530412@N02

Ojalá estos políticos (que creen representarnos) se aplicasen algo tan sencillo (y tan complicado para ellos) como salir de ese bucle de corrupción en el que están atrapados, para imbuirse de valores tan básicos como la Honestidad y la Integridad.

fbi_licencia_creative_commons

No es difícil dormir con la conciencia tranquila; en absoluto.

Aplicar en nuestra vida esta transparencia, la ética o la moral en nuestros propósitos; la honestidad en nuestros actos, y la integridad con quien nos relacionamos… hace de nosotros mejores personas.

Осень