Article
1 comment

“Terapia con hielo y sacarina, por favor”

Así pido mis “terapias“, digo, mis cafés 🙂

Y atrayendo la nostalgia y grandes recuerdos, mientras dedicáis unos minutos a leerme, os dejo con:

No es un tópico decir que hago de esos momentos, “mis” momentos: me relajan, me espabilan, me alimentan el corazón, me inspiran, me recogen, en definitiva, los necesito.

cafe con hielo

Y hay cafés/terapias que tomo sola, aunque los que más agradezco, los que más me alimentan son los que comparto con mis amigas.

Son los momentos de mayor esplendor: me crezco con su compañía, me ilumino con su presencia, me animo con Cafelito chicas oct 2015sus palabras, me emociono con sus conversaciones y aprendo. Aprendo muchísimo. Siempre. En cada instante y de cada una.

No es una práctica, ni una rutina más.

Nuestra SALUD MENTAL depende del aprovechamiento de nuestros ratos de ocio. Saber que podemos relajarnos y evadirnos de lo que nos rodea, estando acompañada de otras impresiones, otras opiniones, sabiendo también que discrepar nos enriquece.

Tan importantes son nuestras relaciones sociales, que no las circunscribo solo al ámbito de mis relaciones más personales e íntimas.

Hablo de ambientes de trabajo sanos; de desayunos con compañeros que te complementan…

Es la grandeza de las “habilidades sociales”: la Inteligencia Social.

reunions gente

Crecemos en el trabajo cuando se estimula nuestro TALENTO a base de buen rollo y sonrisas.

Jefes empáticos; compañeros que lo son de verdad; clima relajado y cómplice… todo puede hacer que ir a trabajar no solo sea gratificante, satisfactorio, sino necesario para nuestro “yo-trabajador“.

Los lunes son menos lunes cuando el clima en el trabajo se disfruta y nos hace sonreir.

Y los viernes -a pesar de ser siempre esperados- son menos necesarios cuando estamos disfrutando de la compañía de nuestros compañeros, y de un trabajo que nos llena.

arrugas de sonreir

Un buen líder, un jefe que busca lo mejor en su empresa, necesitará de manera imprescindible fomentar un buen ambiente y gestionar el mejor de los entornos para redundar en la satisfacción, y en consecuencia, en la producción y rendimiento de sus trabajadores.

…Pero saliendo del “momento trabajo”, las “terapias sociales” o cafés terapéuticos deberían recomendarse bajo prescripción médica ¡y sin receta!:

* Alivia malestares,

* Mejora el ánimo,

* Aumenta la autoestima,

* Borra las tristezas,

* Arranca las sonrisas, y sobre todo,

* Relativiza los problemas.

Se relativiza mejor en compañía.

Y los cafés son la SOLUCIÓN.

locas amigas

Nos encontramos con situaciones en que la soledad solo sirve para recrear escenarios tristes, de estrés o ansiedad y no somos capaces de salir del bucle. Esa espiral en que nos encontramos y la dificultad que encontramos por no ver soluciones inmediatas (o cercanas) hace que pongamos distancia con los amigos, (mal)entendiendo que así no contagiamos a los demás con nuestros problemas.

en realidad necesito una copa

De hecho, en los procesos de búsqueda de empleo se hace necesario e imprescindible el contacto social, los ratos de ocio para aprender a desconectar del estrés o la angustia, en demasiadas ocasiones, generada por no encontrar trabajo.

conversacion

No podemos estar en MODO 24 HORAS PREOCUPADOS. Y los momentos de desconexión, los del “cafelito” con amigas, esas situaciones en las que conseguimos desconectar del momento, haciendo deporte, leyendo un buen libro, meditando… es esencial para mantener nuestra salud mental a raya.

tazas abrazadas

Y entendedme: no quiero frivolizar sobre la “Terapia psicológica” cuyo objetivo es intervenir con trastornos que son imprensindible tratar, necesarias en otro contexto donde la salud ya está “tocada”, o es susceptible de estarlo.

taza beso

Mientras espero poder disfrutar de una “terapia con hielo y sacarina”, presencial o virtual con vosotros, aprovecharé a tomarme uno a vuestra salud 🙂

taza gota

1 Comment so far

  1. ¡¡Qué sería de mi sin nuestros cafés terapéuticos!! Y qué sería de mi maridito si no dejase de torturarle a él de vez en cuando con mis penurias para torturaros a vosotras!!!
    Fundamental tener estos ratos de libertad absoluta. Sin poses, sin responsabilidades por un rato más que decidir si hoy prefiero café, coca cola o una cerveza, sin juzgar ni ser juzgada y sabiéndote rodeada de amor sincero…
    Uffff!!! Quiero uno ya!!
    Convoco a mis angelitos para terapia de urgencia!!!!!!!!
    Gracias Sandra, brillante como sólo tú sabes estar.
    Y me chifla la foto, pena que falta la rubia, qué petarda!!

    Reply

Deja un comentario