Article

Todo llega y todo pasa… ¡Felices 14, Jor!

Ya es tu cumple, Jor, y cada vez se me pasan más rápido los días, los meses y los años.

Los “parece que fue ayer” los digo con mayor frecuencia porque empiezo a sentir momentos de nostalgia recordando cuando erais pequeñines, todo lo que hacíais, decíais o “armabais”.

Y eso que eres cariñoso y sensible como cuando tenías 6 añitos. Si te pones arisco -yo me digo que son “cosas de la edad”- el momento te dura poco. Enseguida uno de tus abrazos curativos, un mimo, una “sonrisa de peloteo” y se acabó el momento de tensión.

Son 14 los que cumples y te veo con total nitidez al salir del paritorio, con el pelito pegado a tu cara rellenita. Has sido un glotón fantástico, un niño risueño, y estás siendo un hijo ejemplar…

Siempre te cuento que cuando naciste, solo comías y dormías, y me pude recuperar pronto del parto… pero al poco tiempo “aprendiste” a llorar y desde entonces tu personalidad es arrolladora.

Recuerdo tus pataletas, tus gritos, tu silla (reservada) de pensar en la “guarde” (La Luna) y tus enfados sin sentido. Y para bien (o para mal), todo llega en un determinado momento… y todo pasa.

Es un aprendizaje para la vida, Jor.

Porque te toca afrontar cada vez más exigencias en el Instituto, más esfuerzo en el Balonmano, más paciencia en casa, querrás salir más, y todo lo que ahora es sacrificio, lo verás recompensado más adelante.

Lo comprobarás, mi vida.

Este año, no has parado con tu deporte; y aquí una pequeña muestra:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y no está tan lejos el secreto del optimismo y la buena actitud: saber que lo que ocupa tu tiempo (y te preocupa) irá pasando, para ganar tiempo de disfrute en vacaciones, de relajación con tus juegos, y de actividad con tu balonmano. Y lo que ansías que llegue, llegará de la mejor manera posible.

Los 14 son una maravillosa edad.

Mi frase preferida para “machacaros” constantemente es “sé prudente”. La vida, los días, cada momento hay que saber disfrutarlo, exprimirlo al máximo. Hay que reír a cada rato y agradecer lo que se tiene… pero sin dejar de ser sensato.

Eres responsable, cuidadoso, entregado y educado, eres sonriente, a veces gruñón, generoso, curioso y tremendamente presumido. Pero ante todo, eres mi bebé, mi peque, mi Jor.

 

Adoro….

… cada cosa que haces pero añoro cuando eras más bajito (eras más achuchable que ahora 🙂  )

Adoro tus abrazos nocturnos, pero me estresan tus manías.

Adoro tus gestos, pero me desesperan tus escrúpulos exagerados.

 

¿Sencillamente? TE ADORO, y amo cada cosa que dices o haces, independientemente de si me gusta (estoy exagerando…y lo sabes), de lo acertado del momento o de la manera en que lo emprendes (aunque solo te lo diga en días como hoy).

Adoro a todo mi JOR, porque viniste a completar un círculo maravilloso, llegaste para inundar nuestros días de anécdotas y nuevas palabras, para sacarnos de quicio y colmarnos de besos y abrazos.

Espero que disfrutes de este pequeño resumen de este año maravilloso:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por unos 14 años inolvidables, únicos, maravillosos, porque disfrutes cada día, cada minuto y cada segundo; y no olvides que “somos bombillas“, pero de las que van a 30.000 W, no de las que van fundidas por la calle 😉

Sé feliz y no dejes nunca de ser tan cariñoso (aunque tengas que agacharte para darme un beso 🙂

Te quiero con toda mi alma,

mamá

 

La banda sonora para tu post:

Category